Posteado por: eljacaguero | 5 marzo, 2010

Francisco Peña tras los pasos de su padre

PORT ST. LUCIE, Florida, EE.UU. (AP) — Desde niño, Francisco Peña revisaba las cintas de video para ver las grabaciones de su padre en jugadas detrás del plato.

Y su padre Tony Peña sabía que el destino de Francisco en el béisbol era el de jugar como receptor. No se equivocó.

El dominicano de 20 años forma parte de las ligas menores de los Mets de Nueva York y recibió su primera invitación este año a los campos de entrenamientos.

El chico decidió seguir los pasos de su padre, quien ganó renombre como receptor en las Grandes Ligas y posteriormente logró convertirse en manager en las mayores.

Tony Peña es el más crudo crítico y consejero de Francisco y de su otro hijo, el lanzador Tony Peña Jr., quien busca una oportunidad con los Gigantes de San Francisco.

El ex receptor de 18 temporadas en las mayores, con cuatro guantes de oro y cinco viajes al juego de estrellas, quiere que Francisco llegue lejos y que no se ponga ningún tipo de presión.

“Cuando hablamos lo hacemos primero como familia y sobre la familia. Yo he tenido la gran suerte que mis dos hijos varones juegan béisbol”, señala Tony Peña, quien fue el manager del año en la temporada de 2003 cuando dirigía a los Reales de Kansas City.

Mientras su papá trabaja como coach de banca con los Yanquis de Nueva York, Francisco pasa casi inadvertido frente a su casillero en el campo de los Mets en Port St. Lucie.

En esta pretemporada, Nueva York tiene a seis receptores con mucha o alguna presencia en las mayores disputándose la posición.

De momento, Francisco valora que los Mets lo hayan llamado para que debutara en los campos de entrenamiento. “Estoy contento con este nuevo paso que tuve al ser invitado, y trato de trabajar fuerte”, comentó a la AP.

Asegura que no siente presión por el hecho de ser hijo de un ex jugador de renombre y que trata como todos en el campamento de llamar la atención de Nueva York a través de su rendimiento.

Tony Peña dice que habla con sus hijos como amigos y les señala los errores que comenten y cómo poder enmendarlos.

“Como hombre de béisbol me he dado cuenta que a veces nosotros los padres que tenemos hijos que juegan se nos hace más difícil trabajar con ellos que con otras personas”, explicó Peña en una entrevista en el campamento de los Yanquis en Tampa. “Porque nosotros los padres queremos que ellos sean perfectos. Entonces, a veces llevamos a nuestros hijos a que hagan movimientos erróneos y le ponemos mucha presión”.

“Esto no pasa con Francisco ni con mi otro hijo. Ellos me explican qué están haciendo mal, entonces, yo los puedo corregir. Trabajamos bastante, pero más mentalmente”, añadió.

“Francisco sólo tiene 20 años y ya viene (progresando). Está madurando como hombre”, señaló Tony Peña, de 56 años. “A veces tenemos jugadores que toman más tiempo para hacerse pelotero que otros, pero Francisco tiene una madurez extraordinaria como receptor”.

Francisco jugó el año pasado en la sucursal Clase-A en Port St. Lucie y bateó para promedio de .224 en 392 turnos, con ocho cuadrangulares y 44 impulsadas.

“Una de las cosas que siempre le digo a mis hijos es que ellos van a vivir toda su vida alrededor de una sombra y esa sombra ellos no la pueden ver que fue su papá”, afirma. “Ellos tienen que ser ellos. No tratar de pensar que papá jugó 18 años en Grandes Ligas y yo quiero ser así como él”.

Tony Peña vivió este año un momento especial en su país natal cuando dirigió a las Aguilas Cibaeñas y a sus dos vástagos en un partido contra las Estrellas Orientales.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: