Posteado por: eljacaguero | 2 marzo, 2010

Monseñor De la Rosa y Carpio dice es una prioridad de la Policía Nacional aumentar la seguridad de los ciudadanos

También cree necesario aumentar sus salarios para que mejoren sus condiciones de vida

Por Ney Santana

Fotos Brtolo García

         El arzobispo Metropolitano de Santiago, monseñor Ramón Benito De la Rosa y Carpio,   pidió a la Policía Nacional reforzar la seguridad de los ciudadanos, tras afirmar que es una misión una necesaria, al tiempo que abogó por un incremento salarial en aras de mejorar las condiciones de vida de los uniformados.

         También  pidió a los miembros de la Policía Nacional a apartarse de las malas acciones y recordar que su misión principal es velar por la seguridad de la ciudadanía.

         Monseñor De  la Rosa y Carpio hizo el llamamiento  al pronunciar la homilía en la misa que encabezó ayer en la iglesia de la Casa de Meaux, con motivo del 74 aniversario de la fundación del cuerpo de orden público.

         En la eucaristía estuvieron presentes, entre otros, el general Eduardo Alberto Then, director de la Dirección Cibao Central de la Policía; general Manuel Antonio Perozo Castillo, comandante de la Segunda Brigada del Ejército Nacional; la gobernadora provincial, Nidia Bisonó de Tavárez y la procuradora fiscal, Yeni Berenice Reynoso.

         Luego, al después del mediodía, hubo una fiesta-almuerzo en el Club de AMAPROSAN.

         Monseñor de la Rosa y Carpio también se refirió al informe dado a conocer ayer por el Departamento de Estado de Estados Unidos, en el sentido de que hace falta un mayor esfuerzo contra el tráfico de drogas en el país.

         El arzobispo de la diócesis local recomendó a los agentes policiales no sentirse desanimados por esa consideración del gobierno estadounidense, sino que la misma sirva para sientan mayor amor por su profesión.

         No obstante, de la Rosa y Carpio reconoció que la Policía Nacional precisa de purificación, para realizar un mejor trabajo “pero esa falta de purificación no es exclusiva del cuerpo del orden público, pues también hay que purificar a los maestros, comunicadores, políticos, abogados y el Ministerio Público”.

         Empero,  añadió que en el país, a pesar de la necesidad de que la sociedad actúa con mayor pureza, no todo está perdido y dijo que la Policía Nacional es necesaria para lograr ese objetivo.

Recomendó a los agentes policiales actuar siempre de acuerdo a lo que dicen las leyes y la conciencia de cada cual “pero no se vayan en contra de esos preceptos, aunque así se los pidan sus jefes”.

         Tras insistir en que la obediencia tiene un límite, de la Rosa y Carpio estimó que todas las órdenes no deben cumplirse “pues muchas veces los jefes no hacen lo que piden a los subalternos que hagan”.

 Autoridades que asistieron a la misa con motivo del 74 aniversario de la Policía Nacional, luego monseñor Ramón Benito de la Rosa y Carpio oficia la misa.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: